Buenas, muchachos!! Muy buenas para la legión argenta que metió 3 top 8 y otros 3 o 4 entre el top 16/32!! Felicitaciones para ellos y a seguir sumando!!!
 
En esta nota vamos a hablar no de Magic como juego específicamente, si no del backstage, anécdotas y la esquiva suerte que se vió en el GP Rio 2013. 
 
Dia 0 – Jueves 7 de Marzo – 19:00 Horas: “El viaje de ida”
 
Nos preparamos para embarcar en el aeropuerto mientras discutíamos sobre estrategias, mazos y sideboards. Mucha charla y buena onda, dado que eramos al menos 13 o 14 jugadores en el mismo vuelo. En medio del mismo, casi todos nosotros nos percatamos de que uno de los pasajeros era Luisito Majul. Y digo casi todos, porque Luciano Melotta (Chicato el pobre) no se dio cuenta hasta que en un paseo al baño del conductor de la Cornisa lo avivó a medias. Bajito y al oído me dijo: “Leo, Mirá que parecido a Majul que ese ese chabón” .- No, trakina, no es parecido… ES Luis Majul .- “Que va a ser Majul, boludo! Es parecido nomas...” .- Trakina, te juego una patada en el culo a que es Majul .- “Dale!!”
 
A continuación les dejo una prueba de cómo me gané darle una buena patada en el ogt al amigo Melotta.

 
23:00 Horas:  “Futurismo, la estrategia de Nico y los huevos de un Argento”
 
Llegamos a Rio y entre la búsqueda de valijas Nico de Nicola pregunta: “Que pasa si en mi mantenimiento me olvido de traer un Obzedat removido el turno anterior?” .- Al no saber si quedaba en el limbo forever, volvía en el momento en que nos dimos cuenta o al turno siguiente, le preguntamos a Damian Hiller (Que también viajaba con nosotros) y nos respondió (En una suerte de premonición a lo que pasó con Batutinha) que volvía al próximo turno y el jugador dueño del fantasmita se comía un warning. Nico de Nicola fue un poquito mas allá y le dijo: “Y si el turno en que me olvidé de traerlo tiro un Supreme Veredict?” .- Te comes un DQ mas grande que una casa. 
 
Con la estrategia de Nico hecha trizas y descartando jugar esper ( :P ) nos dirigimos a tomar varios taxis hacia nuestras moradas de alquiler. En mi primer demostración de huevos y por no querer pagar 60 reales yo solo (Los demás se fueron en 3 taxis a Copacabana, mientras que yo iba para Gamboa) me tomé un bondi y caminé 6 cuadras con los 2 bolsos por las calles de la zona de mierda donde se hizo el evento. 
 
Dia 1 –Viernes 8 de Marzo -08:00 Horas:   “Desilusión número 1”
 
Me levanto tempranito y camino 1 cuadra hasta el lugar del evento para anotarme (Sisi, mi hotel quedaba a 1 cuadra. Fiesta!) solo para ver que estaba cerrado y con 300 monos esperando afuera. Viendo que era un quilombo todo, vuelvo al hotel a desayunar y regreso 1 hora mas tarde para ver que ahora eran 400 monos, que dejaban entrar de a 5 personas cada 4 o 5 minutos y que la fila llegaba hasta la esquina. Por suerte casi delante de todos estaba parte de la legión argenta que me dejó colarme y en 30 minutos aprox tenía mi remera y mi inscripción. Viendo que faltaban al menos 2 horas para que terminaran de anotar a todos me rajé a las playas de Ipanema.
 
Para cuando volví (17 horas) me llevé la primer desilusión e indicio de que no me iba a ir bien en el GP. En todas las mesas de GPT que se estaban jugando se podía ver una presencia de Jund Midrange, Naya Midrange y Blitz de no menos de un 80%. Por lo que, la mayoría de los partidos que yo fuera a jugar iba a ser contra mirror o Naya-Mid (Casi un mirror) o blitz (donde dependes de que el tipo no curvee para tener chances) y el otro tanto de partidos los iba a jugar contra mazos que iban a estar diseñados para ganarle a la mayoría… O sea, a los Jund mid-range.
 
19 Horas:  “Desilusión Numero 2”  
 
Hotel.

Testeo de Jund Midrange Vs el Jund Aggro de Quimera: Leo 1 – Quimera 10.

No chance. Volvemos al lugar del evento de paso para ir a cenar y me topo con Santi Prieto que me dice: “Estoy jugando 24 tierras en lugar de 25. Ese Slot es un segundo murder. Ademas le corté una Liliana por un decay”. El resto del mazo era exactamente igual al mio. Anoto la sugerencia y acepto cortar una Liliana (yo jugaba 3) por un decay mas.
 
21 Horas:  “De antojos, huevos y sorbete”
 
Al regresar de cenar en Subway me dieron ganas de comer Helado. Paseamos por las calles del barrio de mierda buscando un miserable supermercado donde comprar varias cosas. Al no encontrar ninguno, volvimos al hotel y le preguntamos al encargado donde podíamos comprar Helado. El tipo no entendía que carajo le estábamos pidiendo “Helado, Gelatto, Ice-Cream!”…. Nada… (Mas tarde nos enteraríamos de que Helado en portugués se dice “Sorbete”) Ok, un supermercado? .- Ah, si, 2 cuadras para adentro de la favela.- 

La segunda muestra de huevos la tuvimos al transitar no 2, si no, 4 cuadras por medio de la favela en busca del puto único supermercado en todo Rio. En medio del viaje, negros en bicicleta pasándonos muy fino, otros negros crackeando en sus pipas totalmente flasheados, mucha obscuridad y un silencio casi sepulcral (Una de las consignas era que no hablemos en el viaje para no deschavarnos la no localia) hasta por fin llegar al super y darnos cuenta de que acababan de cerrar… Una de las cosas que notamos era que la gente que salía de comprar esperaba por taxis o autos particulares, pero que ninguno caminaba con las bolsas en las manos por esas calles… El regreso fue casi tan tenebroso como la ida, pero al final llegamos enteros al hotel.
 
21:30 Horas:  “Cambios en el Jund”
 
Con el consejo de Santi en mente, modifiqué el main quitando la 3er Liliana y agregando el 2do decay. Volvimos a testear con Guido y esta vez el marcador fue diferente: Leo 0 – Guido 10.
 
 

Si señores, esta vez ni siquiera pude ganar un partido… Dude en cambiar el mazo, pero era una locura viendo que faltaba tan poco para el torneo, por lo que me dispuse a dormir y esperar un golpe de suerte divino que me catapultara hasta el día 2.
 
Día 2 – Sabado 9 de Marzo – 00:30 Horas:  “Quintana, el Árabe”
 
Gracias al cansador dia que tuve me dispuse a dormir, viendo de refilón que Guido estaba conectado con su celular, probablemente para saludar a algún miembro de su familia en Buenos Aires. La noche era calurosa, de unos 30 grados de térmica. El silencio se había adueñado de la habitación, al punto de solo escuchar el sigiloso motor del aire acondicionado, la obscuridad se hizo carne con mi inconciente y ya no puedo recordar mas… Hasta que de pronto, aún entre el sueño y el despertar escucho fuertes golpes, gritos desgarradores de caballeros muriendo frente al flamígero hálito de dragones, bestias salvajes dando alaridos que asustarían hasta al mas coraje de los hombres, guerreros impartiendo órdenes de guerra en idiomas que desconozco y musas llorando por sus compañeros caidos en combate…  Esa mezcla me quitó del sueño súbitamente, y cuando volví a la realidad de mi retina, vislumbré lo que sucedía: Guido roncando como nunca escuché a nadie roncar. No solo roncaba, si no que además, hablaba en arameo. Poseido o no, yo quería dormir, por lo que miré el reloj para darme cuenta de que eran las 02:30 de la mañana y que quedaban poco mas de 5 horas para despertar. Con toda la orquesta Árabe a 1 metro de mi cama me fue imposible conciliar el sueño (Probé en vano con carilinas en los oídos y un toallon como turbante para disminuir el ruido. Algodón habría sido mas útil, pero seamos sinceros… Quien mierda lleva algodón en el bolso de viaje?!?!), asi que decidí encender el Ipad en búsqueda de quemarme los ojos al punto de que el sueño venciera al sonido de los Orcos de Moria.
 
Entre posteos políticos en la madrugada de Jona Rizzo (Gracias Jonathan, eso ayudo a mi objetivo) y leer el “Olé” 3 veces sucedió algo impensado. Quimera giró y el silencio se volvió a adueñar de la habitación. Esperé 2 o 3 minutos para ver que sucedía y mas o menos al 4to minuto del giro volvió a roncar como si esa fuese su última noche en la tierra. Ok, me quedaba esperar una horita mas o menos hasta que él gire nuevamente pero ya le tenía el tiempo al hijo de puta… Me adentré en los confines del Clarín y las notas de starcity hasta que cerca de las 4:15 de la mañana Guido volvió a girar y con el, retornó el silencio. Con los ojos totalmente rotos, revoleé el Ipad en el bolso, me recosté sobre mi hombro derecho y me encomendé a Dios para que me bendijera con el don del sueño en menos de 4 minutos. Fue ahí cuando sentí el abrigo divino y pude dormir de corrido hasta el sonido del despertador a las 7:30 Hs.
 
Hasta acá la primera parte muchachos…
 
Dentro de muy poquito se viene el GP, el 2do y 3er viaje al supermercado y el Sunday del Domingo. (Mas una fotito de Yapa y algunas otras cositas mas).
 
Un abrazo.

{fcomment}