Con una concurrencia inusual para lo que es España quien obstenta el record de participantes en un GP con más de 2000, se disputó el Grand Prix Bilbao. El formato elegido para el evento fue modern que si bien en Argentina es muy popular, parece que no lo es tanto en el resto del mundo y quizás estas sea una de las claves por las que el Grand Prix no supere los 1000 jugadores.

El ganador del evento fué el holandés Mitchell Manders quien derrotó en la final a Lukas Jaklovsky con un UWR.

Pueden ver la cobertura oficial del evento en MTG.com

{fcomment}