alt

Como les va? Como me quedaron un par de reflexiones en el tintero sobre el mazo Mono red Burn, me permitieron una especie de “Bis magiquero” para cerrar algunos conceptos y explorar algunas preguntas retóricas sobre los rumbos del mazo en el entorno de LDC. Si nunca jugaste Legacy de Comunes, pero pensás que te la sabes lunga jugando Burn en cualquier formato seguí leyendo que quizá te lleves un par de tips útiles.

 

Fuego, camina conmigo

Los cambios que trajeron los sets del último periodo a Legacy de Comunes no solo afectaron las cartas disponibles para un mazo rojo, sino el entorno en su totalidad. El artículo pasado justamente trataba el ingreso del arquetipo Infect a LDC y sus implicancias en el formato. Nada fue más cierto que eso para el Burn, ganando una de cal y una de arena respecto a los amigos infecciosos.

¿La buena? Tradicionalmente los mazos mono red que querían ganar a fuerza de daños se chocaban con un muro muy complicado en Legacy de Comunes: la simple belleza de los hechizos que ganan vida. Como cité al comienzo de la primera entrega, un Nourish con buen timing por parte de un mago verde, un Aven Riftwatcher (y su mejor amigo, Lone Missionary) o un Prismatic Strands eran las armas más poderosas que tenían los mazos en sus respectivos colores para intentar frenar el asalto del mago rojo. Usualmente el Burn se encontraba con tres tipos de partidos diferentes:

1.- Partidos donde el oponente no tenía manera de interactuar con nuestros hechizos y simplemente la carrera a 20 vidas del burn superaba su reloj para ganarnos o se convertía en una carrera a ver quien “combea” primero (ejemplo: Gobbostorm, Mono black)

2.- Partidos donde nuestro oponente presenta un asalto de bichos y se puede complicar si no sabemos cuándo vale la pena quemar con un hechizo a una criatura para poder ganar el partido...o cuando fue un error haber gastado ese Lightning bolt en aquella criatura que no nos iba a matar!
(Ejemplo: Stompy, Affinity)

3.- Partidos donde el oponente tiene herramientas que interactúan directamente con nuestra estrategia, ganando un colchón de vidas que haga inútil nuestro gasto de recursos (Ejemplo: todo mazo con blanco y un buen sideboard)

 La real diferencia respecto a un Burn de Legacy “posta” y uno de LDC está en esas cartas que tiene el color rojo para intentar inutilizar los gana-vidas y que no existen en cartas comunes (como Flames of the Blood Hand o Sulfuric Vortex). La única carta con la que contábamos para poder inutilizar a estas contra-estrategias es Flaring Pain, y ni siquiera nos servia contra hechizos que ganaban vidas sino que únicamente inutilizaban la protección, haciendo un trabajo decente contra cartas como Rune of Protection: Red (si es que existe alguien lo suficientemente amargado con el color rojo como para llevarlo a un torneo) y la Prismatic Strands, pero no mucho mas.

Resulta que con el bloque de Scars of Mirrodin aparecieron unos bichos adorables a los que le importan poco y nada la cantidad de vidas que ganes con tus hechizos, ya que hacen daño en forma de contadores de veneno. La amenaza del Infect poco a poco se está haciendo escuchar, y ahora toda estrategia estilo blanco-negro midrange, que antes abusaba de ganar tiempo con criaturas que ganen vida para establecer control sobre el partido están pensándolo dos veces a la hora de aparecer en un torneo, temiendo ser avergonzados por un infect que se ría de la cantidad de cartas invertidas en un efecto que no viene al caso en el partido.

¿Qué significa para nosotros, amantes de quemar oponentes? Que todo piloto de Burn puede especular un poco con que, en un entorno donde Infect es un mazo esperado, aparezcan menos y menos hechizos como Nourish o Rest for the Weary dando lugar a mas Moment´s Peace o Fog. La única carta que va a permanecer como un jugador estable en casi todo mazo que juegue el color blanco va a ser Prismatic Strands. Invito a todo lector que no esté familiarizado con la carta a que la busque entre sus cartones, o la lea en internet si no la conocía. ¿Viste lo que hace? Zarpado! Acordate del flashback…no, en serio. No vas a querer acordarte de mí la próxima que hagas un ataque letal, tu oponente este girado, tenga solamente un bichito blanco inofensivo en su mesa y….”por qué esta agarrando el cementerio?

Las Prismatic son una de las cartas más sólidas en cuanto a inutilizar ofensivas y daño directo, sin dejar de lado que son igual de efectivas contra un mazo Infect o contra un mazo Burn…la ventaja que puede aprovechar todo mazo Burn es capitalizar el hecho de que probablemente se vean mas prismatic y menos hechizos que ganen vida debido a Infect, por ende Flaring Pain puede volver a ser una seria consideración en los sideboards de los mazos para combatir al enemigo público Número uno. Ahí lo tienen, las ventajas de pensar el metagame de comunes!

La pálida es que por mas bien que le haga la llegada de Infect como efecto colateral frente a los viejos enemigos del Burn… le plantea un problema directo contra ese mazo! Burn puede perder terreno en un match contra infect si se deja estar y las cuentas no cierran, al mismo tiempo que gastar recursos de daño en las criaturas del oponente nos complican más la vida a la hora de ganarles. Aquí es donde ganan valor cartas como Staggershock y Searing Blaze en el mazo, sea en el maindeck o en el sideboard, para intentar lidiar con los bichos infecciosos sin perder terreno en el total de vidas del oponente.

15 contra el mundo

A la hora de armar un Sideboard y con estas consideraciones en mente, si decidieras jugar Burn en un futuro torneo de comunes, las cartas más comunes –valga la redundancia- para que consideres serian las siguientes:

Red Elemental Blast: Inclusión casi automática para todo jugador que lleve un mazo rojo a la hora de pensar un sideboard. No cuestiono su valor contra los oponentes que corran azul, pero es importante pensar que no siempre son una auto-inclusión en un listado. A veces hay que saber evaluar cuántos mazos corriendo azul hay alrededor jugando comunes y si es el mejor momento para cortarlos por otras cartas que van a interactuar mejor con el metagame.

Smash to Smithereens: El arma principal del Burn contra el asalto de los robots llamado Affinity. Aunque les tiente jugar Gorilla Shaman, es casi obvio insistir en que la base de mana del mazo te va a impedir sacarle provecho. Simplemente volarle el artefacto más amenazador de su mesa o romperle una tierra en el segundo turno, mientras le hacemos 3 daños, es la mejor manera de interactuar con su mazo. Una inclusión meritoria si temés la presencia de uno (o mas) Affinity en un torneo de comunes.

Searing Blaze: Viendo como gana lugar Infect en el metagame de comunes, es una opción más que interesante para correr 2 o 3 copias en el Sideboard. Puede servir también para cortar los Kiln Fiend en partidos donde tengan muchos bichos y sea casi imposible conectar con el perro, ganando un removal que hace daño.

Molten Rain / Raze: La existencia del mazo Familiar Combo tiende de un hilo mientras la comunidad comunera decide que hacer respecto a la legalidad de la carta Frantic Search en el formato (que fue banneada hace poco en Pauper). De seguir existiendo, romperles sus tierras de Ravnica que generan mana doble generalmente es la clave para mantener la cabeza a flote y poder ganar el partido.

Sobre la dicotomía en cuestión es un tema de costo y oportunidades: Molten rain es un acercamiento “vieja escuela”, costando 3 manas no vamos a poder desestabilizar rotundamente, pero viene con dos daños que nos mantienen la eficiencia de la carrera de daño (una evaluación para su rol cercana a la que mantiene al Smash to Smithereens en los sideboard del Burn contra Affinity). En cambio, con el tiempo Raze asomó su cabeza primero en Pauper como una manera de ayudar al partido contra mazos cuyas primeras tierras les daban una ventaja importante (Cloudpost, Dimir Aquaeduct-Azorius Chancery) y lentamente está siendo adoptada en listados de LDC. Aprovechando que el mago rojo ya está acostumbrado al gaje del oficio de sacrificar tierras para efectos de coste reducido con Fireblast y Shard Volley, termina siendo un coste decente para la desestabilización necesitada contra mazos como Familiar Combo o UR Cloudpost para tener una chance concreta de llevarnos el match. Sin ir más lejos, mi último partido jugado en el formato fue un Familiar combo vs Burn, y el piloto quema-cocos (Mateo) la incluyó en el game 2 como una forma de frenar el avance de mana con las tierras “Karoo” de Ravnica.

Por las dudas, recuerden que el Raze hace objetivo a la tierra del oponente, no es una sangre inocente de tierras…

Martyr of Ashes: Esta muchacha nos asegura un arma de contragolpe a los intentos de Gobbostorm de ganarnos con un asalto trasgo, mientras nos ayuda contra Infect y Familiar combo (si nos deja jugarla antes de combear).

Y por otro lado…

Seismic Shudder: Otra opción que tenemos a la hora de sacarnos de encima armadas de 1/1 del oponente (usualmente goblins, ocasionalmente elfos).

Sobre estas dos últimas, es importante no caer en el error de asignarles el mismo valor “nominal” a las cartas. Hay una razón por la cual están nombradas por separado, ya que nos ofrecen llegar a un fin determinado (volarle la masa de bichos a un oponente que nos quiera jugar a apurarnos con trompadas) pero por dos medios muy distintos. Desde el tipo de carta (criatura vs. Instantáneo) hasta su daño total (1 en el caso de la Shudder, flexibilidad respecto a la Martyr) son características a tener en cuenta. Basicamente, si la mayoría de los mazos donde quisieras meter 3-4 copias de este tipo de cartas funcionaria el plan jugando Seismic Shudder, es tu mejor opción.

El razonamiento seria que un mazo que te intenta correr con bichos inalcanzables por el Seismic (es decir, de resistencia 2 o mayor) probablemente sea un mazo que nos quiere ganar “justamente”, casteando bichos 2/2 por 2 mana o más. En este caso es probable que simplemente tengas un mejor reloj que ellos para dejarlos en cero y entonces…vale la pena cambiar el maindeck por una carta que puede matarles su asalto pero te alenta los planes?

Esto es una reflexión abierta más que otra cosa: vale la pena tomarse unos minutos antes de enfoliar las cartas y pensar cuales son los escenarios en los cuales uno va a necesitar esa “ayuda” del Sideboard, y cuanto más nos rindan esas herramientas cubriendo nuestros baches, mas chances vamos a tener de pelear las partidas.

Flaring Pain: Por último, visto y considerado la amenaza de la Prismatic Strands a nuestro plan de juego, un par de Flaring Pain nos pueden ayudar a inutilizar su prevención de daño y darnos la ventana de oportunidad para cerrar el partido. Así como la Prismatic tiene Flashback, este hechizo también! A no olvidarse de eso.

Espero que este recorrido por los elementos que hacen a uno de los mazos más famosos, longevos y definitivamente con alma comunera les haya servido para recordar cómo se sentía hacer “20 a la cara” por si hace tiempo que no juegan con el mazo…estoy seguro que alguna vez lo hicieron y cada tanto les hierve la sangre.

La seguimos la próxima, donde seguiremos buceando en las profundidades del metagame de comunes, trayéndoles algún exótico (o conocido) espécimen para diseccionarlo y ver de qué está hecho.

Lucas “sigo sin hacer top 50 en Paris” De Paoli

PD: Para cualquier sugerencia/critica/comentario sobre este u otros artículos sobre el formato que vaya escribiendo, pueden acercarse al thread “El artículo de luki” (bellamente denominado asi por los amigos comuneros) para hacerse leer.