Una bitácora de viaje hacia un nuevo arquetipo Cloudpost-centrista en Legacy de Comunes.

En 2d6 realizamos “ligas” de legacy de comunes, en las cuales cada partido suma puntos a una tabla general, cuya recompensa es obtener 1 bye en este tipo de torneos que se juegan cada 3 meses, donde hay más concurrencia y premios que los sábados de liga (y no hay que olvidarse de que en el barrio, salir primero en la liga permite chicanear al resto!). El pasado Sábado 11 de Febrero, se celebro en 2d6 el torneo “Closed de comunes”, el cual marcaba el final de la temporada de la Liga actual.

Para la ocasión tan esperada, la tarea de encontrar el mazo propicio se tornaba –una vez más- un asunto engorroso. No es que no tuviese opciones viables: Goblinstorm se asomaba una vez más en el horizonte, tentándome a tomar el camino fácil y combear en mi camino hacia el top8, armado con la confianza en mi habilidad piloteando el mazo y esperando que la gente siga subestimando/no conociendo como encarar el matchup.

El asunto era que por otro lado, el torneo de LDC “grande” previo a esta cita en 2d6 –el Open de MTG Sur en Lanús, el cual se repite en marzo…el que avisa no traiciona!- había hecho top8 con Goblinstorm y suponía que la comunidad comunera no iba a repetir el mismo error dos veces, comenzando a tomar mas en cuenta al combo en su sideboard o hasta en la configuración del maindeck.

De todas maneras, todo el asunto sobre jugar Goblinstorm paso a un segundo plano en el momento que me topé esta lista picante que compartió Hernán Martínez (no bass no fun) en el subforo de Legacy de Comunes de TMT. Todo un diamante en bruto:

Tierras -26-
15 Mountain
4 Cloudpost
4 Glimmerpost
3 Forgotten cave

Criaturas -7-
4 Martyr of ashes
3 Ulamog's crusher

Hechizos -27-
4 Expedition map
4 Firebolt
4 Geistflame
4 Earth rift
4 Lightning Bolt
3 Rolling thunder
2 Staggershock
2 Lay waste

La lista estaba muy cruda, pero la idea era digna de atención. Comenzó como es natural en el foro de LDC el intercambio de comentarios sobre el mazo y sugerencias varias de la comunidad (algo muy valioso de la utilización del foro como herramienta para intercambiar ideas sobre listados y mejorar la construcción de los mismos).

Desde el vamos, lo que se podía extraer de las primeras sugerencias y compartía personalmente es que el listado llevaba demasiadas tierras. 24 suele ser un número seguro y así pensaba arrancar. Otras sugerencias notables fueron las Serrated Arrows y hasta se mencionó al Chartooth Cougar (tigre 4/4 con firebreathing y ciclo por montaña) como posible “finisher” al lado del Ulamog`s Crusher. Lamentablemente (o gracias a dios?) el tópico no hizo muchas olas y nadie evolucionó la lista mas allá de sugerencias puntuales. Sería entonces una misión personal encerrarme en el combo-ratorio y por medio de hipótesis, teoría y testeo ver si tenia el potencial que prometía para ser llevado al torneo de 2d6.

Ya con la semilla de la idea plantada en mi cerebro, comencé el ritual de abrir el Workstation y jugar con los números y la teoría. El principal fuerte que tenía el mazo era poder combinar la mecánica del “combo” cloudpost-glimmerpost para generar cantidades absurdas de mana en el late game (o en el mid game si tenemos suerte) con la masa critica de hechizos de daño rojos, que nos permiten tener a raya a los mazos bicheros mas populares y poderosos: Infect, Affinity y Delver blue. Tener acceso a tanto mana nos permitía jugar además con la ventaja de poder castear tranquilamente las retrospectivas de cartas como Firebolt y Geistflame (la nueva vedette de estas estrategias).

Luego de un par de horas teorizando frente al monitor, agregando y sacando cartas del mazo en el Workstation, llegué a una “lista beta” con varios cambios respecto a la original de Nano, los mas importantes siendo la presencia de Blightning en el mazo principal como un mini-splash de negro que se acompañaba por 3 duress en el sideboard –principalmente para tener mas herramientas de interacción con los mazos combo y control- y la posibilidad de jugar la retrospectiva de Fires of Undeath, una de las novedades que nos trajo Dark Ascension a LDC y que este mazo recibía con los brazos abiertos, junto a una tierra que para mi merece mucha mas atención de la que obtuvo inicialmente en la comunidad de LDC: Haunted Fengraf.

Incluí 2 copias de la tierra en el listado inicial ya que teniendo solo dos tipos de criatura en el mazo (Martyr of Ashes o un Ulamog`s Crusher) no somos tan vulnerables al efecto del azar a la hora de devolver a una criatura a nuestra mano, aparte…a quien no le gusta una tierra que en el late game gana valor reemplazándose por una criatura en nuestra mano? Definitivamente una amiga de las estrategias cloudpost desde ahora hasta que el banneo las separe.   

Para cuando tuve hecha una lista inicial para empezar a testear y poder ver su potencial, ya era jueves, así que mucho tiempo no quedaba. Arregle encontrarme con mi hermano Santiago el viernes a la tarde en 2d6 para una sesión de testeo pre-torneo, esperando encontrarme con otros comuneros, ávidos de practica previa a la gran cita. Mientras tanto mataba el tiempo en Magic Online con un listado atado con alambres (era mono red porque no tenia los blightnings en MOL), jugando en la sala casual.

Aunque el listado distaba de ser lo que yo pensaba jugar, compartìa varias cartas similares y me permitiría ver como se manejaba frente a otros mazos. Por suerte me tocaron un par de mazos competentes del otro lado de la pantalla, entre ellos la notable aparición de 2 mono Black de pauper bien completitos y que vencí ajustado pero bien.

Luego de jugar amistosos virtuales, el concepto principal que obtuve del mazo es que las cartas con flashback agregan mucho valor al listado, obrando como “virtual ventaja de cartas” en el mazo, mitigando la falta del azul para robar cartas y nos posiciona muy bien en el desarrollo de un partido, permitiéndonos hacer 2x1 con una sola carta. Ya había conocido los meritos del Firebolt en mi listado UR snow-go (hay un reporte exclusivo del mazo en los archivos de la pagina, al que le interese revisarlo), pero jugarlo acompañado de cartas como Geistflame, Earth Rift y Fires of Undead en el peor de los casos te da algo para hacer en turnos donde no te queden jugadas en la mano o algo con lo que entretenerte con todo el mana que podes llegar a producir en partidos donde abundaron los cloudpost.

En la mayoría de los casos, te posiciona favorablemente contra mazos que quieren ganarte a fuerza de bichos de bajo coste (infect) o juegan pocos bichos de baja resistencia acompañados de counters (delver). En un formato que gira cada vez más alrededor de criaturas de resistencia 1, los hechizos rojos de coste 1 como Flame Slash, Lightning Bolt, Firebolt y especialmente Geistflame se sienten como el bando en el que uno quiere estar.

Llegó el viernes nomás, y al llegar a 2d6 a la hora pactada para testear con los comuneros, me encontré solamente con mi hermano testeando con otro chico más. La concurrencia parecía no haber sido fructífera pero como siempre la sangre es más espesa que el agua y contaba con mi hermano al pie del cañón. Jugué dos sets al mejor de 3 contra su mazo Mono blue Delver (que estaba seguro en llevar al torneo la mañana siguiente). En principio, estaba confiado que era un buen match up sino el mejor para mi mazo, pero luego de salir 1-2 en los primeros 3 partidos aun sin sidebordear contra ese mazo fue una alarma justo a tiempo. Ese testeo me permitió cortar cartas que no terminaban de convencer como Wrecking Ball (en teoría, una carta que podía ser tanto removal como rompe-tierra, si la situación lo ameritaba, sirviendo contra Guardian of the guildpact de yapa), acortar el numero de Lightning Bolts y considerar seriamente la necesidad de los Serrated Arrows en el sideboard o en las 60 iniciales.

Llego nomás el día del evento. La noche anterior había cerrado los números finales del mazo, pero como es costumbre personal (y lo debe ser para más de un alma magiquera frenética) no se hicieron esperar los cambios intuitivos a último momento. Así fue que realice un llamado desesperado a mi hermano al grito de “por favor llevame 1 desert y el faithless looting”. Luego, quedaría esperar que anuncien la primera ronda, entre chistes y risas con los habitúes de 2d6, proclamando a viva voz: “Si gano el torneo con este mazo, doy una vuelta a la manzana como dios me trajo al mundo” y con estas cartas foliadas en el portamazo:

Tierras -24-

4 Cloudpost
4 Glimmerpost
3 Terramorphic Expanse
2 Pantano
9 Montaña
1 Desert
1 Haunted Fengraf

Criaturas -6-

3 Martyr of Ashes
2 Ulamog`s Crusher
1 Twisted Abomination


Hechizos -31-

4 Firebolt
2 Geisftlame
2 Fires of Undeath
2 Staggershock
2 Lightning Bolt
2 Flame Slash
2 Rolling Thunder
4 Blightning
3 Earth Rift
1 Faithless Looting
4 Expedition Map
3 Prophetic Prism

Sideboard -15-

1 Earth Rift
2 Seismic Shudder
2 Serrated Arrows
3 Duress
3 Gorilla Shaman
4 Blue elemental blast

Espero que ese muro de texto que vieron al pasar entre el listado inicial propuesto por Nano y este último utilizado por el autor en el día del torneo haya podido acercarles alguna de las pistas que llevaron a la transformación final. Como solo con hechos se demuestra tanta habladuría, prometo no dejarlos preguntándose por demasiado tiempo que tan malo es el mazo en la practica, acercándoles en la próxima entrega un reporte de los partidos que sucedieron el 11 de Febrero en 2d6, con sus evaluaciones pertinentes y balance post-torneo.