La magia del Arte Alterado #4: ¿Heavily Played? ¡No todo está perdido!

Ante todo, un saludo a todos los seguidores de "La Magia del Arte Alterado" que se han quedado con las ganas de más artículos en estos últimos meses. Es un placer estar de vuelta en el ruedo y poder así seguir arrojando un poco de luz sobre el insondable mundo de las alteraciónes.
 
Ya hemos aprendido lo fundamental del asunto, que viene a ser qué es exactamente una alteración; sus distintas clases y estílos y su legalidad en el juego sancionado. Sin embargo, no todo es estética en lo que respecta a las alteraciónes. Alterar una carta puede cumplir una función más allá de agregar singularidad y estílo a esta última. Puede servir también como una forma de "reciclarlas". ¿Cómo es esto? Simple: Una carta estropeada por diversas razones puede ser revalorizada por medio de su alteración.

Veamos a qué me refiero al seguir el paso a paso de la revindicación de esta hermosa Force of Will firmada por su artista original, Terese Nielsen:

ACLARACIÓN: La descripción del trabajo que comparto a continuación responde a una manera en particular de trabajar a la hora de alterar, al igual que a un estílo en particular. Las técnicas o pasos compartidos a continuación en ningún momento representan la única o mejor manera de hacerlo.
 


En ese estado y según las guias de graduación de daño popularmente conocidas, esta FoW se consideraría HP (heavily played) y vería su valor original disminuído en alrededor de un %25 (eso, en teoría, ya que generalmente la gente deja ir esas cartas por mucho menos debido a su poca demanda). Aún así, la mayoría de la gente no invertiría en una carta en este estado por el simple hecho de que el jugador o coleccionista promedio busca cartas en buen estado si lo que pretende es conservarlas. Es entonces que el propietario de cartas en dicho estado (o peor) se pregunta: "Cómo hacer para conseguir el mejor beneficio de negociar esta carta?" Aparentemente, la respuesta sería convertirla en una pieza que no solo ya no presenta daños visibles (al menos en su anverso), si no que además ofrece la singularidad de una carta alterada y su renovada estética. 

Es entonces cuando un alterador (o su dueño, si es que se anima a agarrar los pinceles) entra en escena para revertir la situación. A continuación, les mostrare el paso a paso del trabajo hecho en aquella dañada FoW que permitió que una carta arruinada se convierta en una pieza nuevamente deseada, no solo por su funcionalidad en el juego, si no por su renovada estética:

PASO 1: Tapando el daño con una "primer coating" (pintura de base)
 


Como puede verse, la carta se encuentra lista para comenzar a trabajar sobre ella. El daño ya no es visible y en su lugar podemos ver la superficie cubierta por una capa primer en donde el nuevo arte comenzará a ser esbozado (NOTA: inmediatamente después de tomar esta fotografía, decidí cubrir una mayor superficie del marco debido a un cambio en la idea del diseño -claro, olvidé sacarle otra fotografía...-).

Algunos alteradores prefieren borrar por medio de gomas de tinta o por medio del raspado con una hoja de gillette o cutter. Personalmente, no me gusta dañar aún más una carta. En mi opinión, una vez que se maneja bien el asunto de diluir la pintura y de crear capas finas de la misma sin añadir grosor, es preferible hacer un primer coating de disolución al agua a seguir dañando la carta (además, el raspado o borrado por medio de goma de tinta en una carta que presenta daños que han expuesto el papel mismo, puede llevar a problemas mayores que cuesten taparse incluso con pintura debido a la rugosidad o profundidad del daño).
 


El boceto ya va tomando forma. Se agregó el tema de fondo y algunos otros detalles con lápiz, para así tener una referencia del lugar en el que iran emplazados los elementos principales de la composición. Se extiende el primer coating en donde es necesario (como en el fuego que sobrepasa el marco). Con algún tono oscuro, se refuerzan las líneas que nos gustan del boceto, comenzándose así a añadir color de a poco.

Paso 2: Comenzando a añadir color y detalles
 


Acá comienza a definirse un poco el ambiente. EL amarillo de base del fuego ya fué añadido, al igual que una base de verde para el pasto, la cual "levanta" la figura principal, permitiendonos comenzar a pensar la pieza "en partes" con mayor claridad. También es agregada una base de azul claro para el cielo y el agua del estanque. Con un negro no absoluto (cortado con algún otro tono) comenzamos a añadir un poco de línea a la composición, reforzando los trazos fuertes y definiendo lentamente la "tridimensionalidad" de los elementos. En general, es preferible evitar el negro pleno o absoluto (como viene de fábrica). Este suele ser muy agresivo a la vista, tendiendo a despegarse del resto de la composición de manera estridente.
 


Continuamos ensombreciendo un poco para comenzar a resaltar elementos, empezando así a definir las profundidades del escenario. También comenzamos a añadir detalles de claridad en blanco en lo que viene a representar zonas calcinadas o cenicientas. El secreto para conseguir que los colores que agregamos se fundan con los de la ilustración original, consiste en invadir estos últimos con parte de los primeros. Es practicamente imposible imitar un color y textura de la ilustración original de manera exácta, por lo que el hacer esto es vital a la hora de lograr que "no se note" en dónde termina la intervención y en donde comienza el arte original.

Añadimos entonces la primer capa rojiza del ocaso que ocupara la parte superior del mismo. A partir de ahora, el degradé del ocaso comenzaremos a elaborarlo diluyendo los distintos tonos de rojo en un medio líquido y oleoso para crílicos, suavizando la transferencia de un tono a otro.
 

Ya se puede ver el degradé de cálidos en el ocaso prácticamente completo. Un poco de amarillo en la línea del horizonte y detrás de la figura principal consigue resaltar a la misma, dando también representación al sol que ya casi se ha ocultado. Reforzamos pequeños detalles como los adornos del personaje, y parte del fuego del paisaje, incluído el edificio en el fondo, así como tambien comenzamos a agregar complejidad al que hasta ahora era un suelo plano. 
 


Ya finalizando, trabajamos los detalles del fondo (sobre todo del suelo) y reforzamos algunas líneas. En lo personal, considero que el trabajo de sombreado, iluminación y refuerzo de tonos no termina hasta que uno así lo siente. Generalmente, al agregarse nuevos detalles o tonos, se evidencia la necesidad de reajustar otras zonas ya trabajadas.
 


 
Al fin, tenemos la pieza terminada. Algunos alteradores gustan de firmar sus piezas, otros no. Con el tiempo, si bien uno puede desarrollar un estílo propio que lo identifique a la legua sin la necesidad de una firma, esta última suele cumplir un papel fundamental a la hora de ayudar a que se identifique con mayor  facilidad al creador de una alteración. A los alteradores nos suele gustar jugar con distintos estilos (sobre todo, emulando el de artistas consagrados de la pintura clásica), entre otras cosas, por lo que el contar con una firma propia nos ayuda a diferenciar nuestras piezas de la de otros artistas sin dejar lugar a dudas.
En este caso, la pieza fué sellada con un spray para carbonilla. No todos sellan sus trabajos al terminarlos. En lo personal, lo recomiendo debido a que  la superficie pintada suele diferenciarse de la no pintada al observarse la incidencia de la luz desde el ángulo adecuado, quitando parte del encanto que es el ver a la obra como una unidad. El sellar la pieza, ayuda también a la sensación de fundición de la paleta, además claro, de protejerla del desgaste. En mi caso, elijo spray semi-opaco para carbonilla debido a que se puede manejar mejor la distribución y delgadez de la capa creada, asi como también permite que los colores conserven sus tonos y brillo previos al sellado con mayor fidelidad.

Bueno, esto fué todo. Espero que hayan disfrutado de este breve paso a paso y que, para aquellos que están comenzando en la práctica de la alteración de nuestras queridas cartas, les haya servido en mayor o menor medida para avanzar en su aprendizaje. Cualquier duda que tengan, pueden contactarme por Facebook o a través de blackbullo.deviantart.com (y por supuesto, ¡están invitados a comentar acá, al pié de la nota!)

(No se olviden de pasar por la comunidad recientemente creada para alteradores y fans de las alters de todo Latinoamérica: "MtG Alters Latinoamérica" en Facebook. ¡La comunidad latina de alteraciónes está creciendo gracias a tu aporte en sitios como éste!)

Por último, les dejo la perlita del día de la fecha:

Black Lotus Custom Art (Estilo Art Noveau) por Eric Klug
 

 
Un abrazo grande y hasta la próxima entrega de "La magia del Arte Alterado"! 

César M. (BlackBull)

 

Seguinos en