Esto ya es el acabose, el fin de los tiempos! Por suerte para Uds. mi instrucción cívica y moral me hacen escribir estas líneas, simplemente para que este país no se vaya a la mierda con tanto seguidor de Oggi Junco. Mis informantes en las redes sociales (yo prefiero evitar esas mariconadas) me comentan que andan llorando por los rincones porque no llegan con los puntitos para los byes del GP Rio de Janeiro y les falta poco para entrar en los MWCQ. ¿Por qué en lugar de estar pelotudeando todo el día con el tuirter no usan las enseñanzas del Mariscal?
Este es un momento ideal para afanar los puntitos que tanto hacen falta para ir con algunas rondas ganadas a tierras brazucas y también para estar con un lugar asegurado en las copitas que clasifican al mundial. Pero claro, para no darte cuenta de que es la mejor temporada, tenés que ser bastante limitadito así que no te extrañes que llegás a un GPT y hay gente esperando en la puerta del local porque adentro está lleno. Veo en sus caras que no entienden un carajo de lo que estoy hablando, vamos a un ejemplo que entenderían hasta los pendejitos de prsescolar.
 
Llegas al famoso local 14de9 y ves que está hasta las pelotas, la capacidad del mismo es de unos 60 jugadores y adentro ya hay 50 inscriptos pero la cola para anotarse da vuelta la esquina. No hay que ser un matemático para darse cuenta que muchos de los que están esperando no van a poder jugar. Existen dos opciones, la primera es ofrecer pagar el doble de la inscripción al organizador que al ver unos billetes extras no va a dudar en anotarte en el torneo con una excusa que ya es famosa por estos lares “son las últimas inscripciones”. Pero esta opción no es válida. Primero necesitás que el organizador sea un toque turbio, y en los últimos años se hacen los serios! Cuando yo jugaba en el Club del Comic me hice dueño del organizador, que tiraba las rondas con papelitos. Si veíamos que los pairings no nos convenían los cambiábamos rapidito y a otra cosa mariposa!
 
Pero además tenemos que guardar dinero para comprar los alfajores baratos para revenderlos en Copacabana y el punto fundamental: los seguidores del mariscal no pagan un peso de mas nunca! Siempre miran más allá, siempre tienen un as en la manga, siempre tienen una táctica para salir victoriosos, siempre buscan la victoria!
 
Es momento de ir por el plan B, un plan inspirado en las enseñanzas de mi querido Coronel Marcelo estamos hablando de uno clásico:
 
Táctica Alimentos Gratuitos
 
La situación es complicada, ya la gente está avivada que no van a poder jugar todos y se agolpan en el mostrador ofreciendo servicios de dudoso buen gusto con tal de estar dentro de los inscriptos. No hay que perder tiempo, el reloj está corriendo. Vamos hacia nuestra casa de comidas rápidas favorito y compramos algo que esté en oferta, puede ser sánguche de pollo, media hamburguesa con queso,  salchipan, lo que sea. Nos metemos el producto en la boca y lo vamos masticando pero no sean tan giles de tragar nada.
 
Nos acercamos aun con el bolo en la boca a los jugadores que se agolpan y en ese momento escupimos la masa en el papel que la envolvía para luego gritar “Miren! Miren! En el McChorga de la otra cuadra están regalando chickenitos!!” Tarea cumplida. Según las estadísticas históricas de las personas que utilizaron está táctica clásica en los últimos años en el sector metropolitano de la ciudad de Buenos Aires, se puede afirmar que:
 
52% de los jugadores son unos muertos de hambre y van a salir a buscar los chickenitos, incluso sin saber que son los chickenitos
24% de los jugadores son unos muertos de hambre y van a salir a buscar los chickenitos, pero ante la negativa de entrega gratuita de esto manjares que nos regala la vida, provocan destrozos en la vía pública y son detenidos por la seccional a cargo
12% Se pondrán a pensar que carajo quiere decir Chickenitos y estarán aturdidos durante 5 minutos, tiempo suficiente para inscribirte
9% de los jugadores al ver la asquerosidad que tenés en la mano saldrán a vomitar a la calle dejándote libre el paso para inscribirte
3% son seguidores del Mariscal y como conocen la táctica en un acto de nobleza te dejan el lugar para que te puedas inscribir, soldado. Aplauso incluido.
 
El problema que podemos tener con esta técnica es que el organizador nos quiera linchar porque le espantamos la clientela y también que algunos que provocaron destrozos zafen de la policía y nos quieran venir a cagar a trompadas. Es hora de hacernos bien los desentendidos y explicarles que el capitalismo llegó para quedarse, que las grandes corporaciones cambian las ofertas muy rápidamente por lo que seguramente al momento de ver tanto muerto de hambre reclamando comida gratis, decidió negarle el pan a cada uno de ellos. Acto seguido volverá y comenzará a romper el frente del local de la empresa yanquee mediante el uso de bombas molotov. En ese momento llamamos a la policía y que se los lleven por revoltosos.
 
Táctica redes sociales
 
Muchos piensan que las armas químicas pueden ser una alternativa viable, pero se olvidan que hablamos del mundo del Magic. Cualquier jugador sabe que ir sin bañarse por una semana no cambia en nada el olor natural de los amantes de este juego de cartas. Es más, la mayoría de los que algunas vez tuvieron como juez a Pulse Generator saben que les conviene asistir a los torneos con un broche de lavar la ropa para ponerse en la nariz. O si tienen una máscara de gas. Entonces, si no podemos espantar a la gente cuando ya está en el local, o ya utilizamos la táctica de los chickenitos, debemos trabajar desde antes. Unos días antes.
 
Cuando sabemos que en determinado local se va a hacer un torneo con un premio jugoso, con varios byes o incluso con un viaje, tenemos que embarrarles la cancha. Facebook, tuiter, fax, lo que sea para defenestrar a ese local. No tiene salida de emergencia, el hijo del dueño gana todos los partidos sin perder vidas, el baño es igual al de Trainspotting y el aire acondicionado tira un tufo similar al de Chernobil. Por supuesto, el plan es armar un grupo para boicotear a ese local, a ese torneo, a todo. No pebete, no lo hagas con tu nombre porque el dueño te va a dar tantas patadas en el toor que vas a tener que pedirle permiso al juez para jugar parado. Usá un pseudónimo, como todos los vivos que usan la Internet! Si todo resulta como esperamos, al otro día no solo vas a poder jugar el torneo muy tranquilo, sino que van a ser 3 gatos locos, se van a jugar pocas rondas y tus chances de ganar van a aumentar más que testeando un mes seguido con Paulo Vitor Damo da Rosa (que nombre largo que tiene este brasilero la puta madre!).
 
Con estas instrucciones los que se queden afuera de los torneos son unos peleles, sigan mis tácticas y nada puede salir mal
 
{fcomment}